Consejos para tener otro bebé

Nat Cutler-Welsh es una madre de tres hijos  (2,4,6 años de edad) y co-autora de Parenting Blog y el canal "If Only They Told Me". Ella es ama de casa con un hogar desordenado pero lleno de risas y amor.

Sin importar si viene de un extraño en el supermercado, de tu suegra o de esa pequeña voz en tu propia cabeza, hay un momento en que te preguntarás acerca de tener otro bebé. Aquí hay algunas cosas a considerar antes de hacerlo:

1) ¿Es el momento adecuado?

No hay tiempo ideal ni diferencia de edad recomendada. Algunas personas planean y otras solo quedan embarazadas más tarde o temprano de lo que esperaban. Tampoco hay tiempo "ideal" en términos de tu carrera, el dinero o del desarrollo de tu primer hijo. Dicho esto, tener otro bebé ( tu segundo, tercero o cuarto) es un gran cambio y la experiencia diferirá ligeramente de la anterior de acuerdo a la brecha de tiempo entre un hijo y otro, entre otras cosas ...

2) Estar en la misma página

Idealmente, tú y tu esposo deberían estar 'en la misma página' o sintonizados frente a tener otro bebé, pero por desgracia no siempre es así. Pueden estar de acuerdo sobre si sí o no tener más hijos, pero no sobre el cuándo. Sea cual sea su situación, es una gran decisión y es una gran oportunidad para compartir su visión y expectativas en cuanto a la familia. Siempre estuvimos de acuerdo en que queríamos dos y tuvimos una filosofía de tener uno después del otro. Pero después del segundo, seguí pensando cosas como: “con el siguiente bebé voy a hacer ...”. Nos tomó 8 meses de discusión y sopesar las cosas para decidir que queríamos un tercero.

3) Disfrutar del momento

Tratar de quedar embarazada puede convertirse en algo estresante para una pareja así que recuerda disfrutar del momento y de cada etapa de tu hijo tanto como sea posible. Haz un esfuerzo especial para pasar 'tiempo de calidad' con tu niño ANTES y DESPUÉS de que llegue el nuevo bebé.

4) Tu hermoso cuerpo

Mientras que algunas personas temen que su cintura se expanda de nuevo, a otras les encanta. Yo estaba fascinada por mi barriga de pelota y emocionada por los grandes pechos, ahora solo son un recuerdo lejano. Algunas madres sienten que a duras penas han recuperado el cuerpo que tenían y el torso, los senos, la espalda, las venas várices, etc. se verán comprometidos por otro embarazo. Sin embargo, vale la pena.

5) Volviendo al modo bebé

Independientemente de cuán grande sea la diferencia de edad o cuánto tiempo lleves trabajando, volver al "modo bebé" será un gran cambio. Prepárate mentalmente antes de que llegue el bebé en términos de lo que lograrás cada día, el papel de tu esposo, tus prioridades y busca la ayuda de los abuelos, amigos, etc. y reajusta tus expectativas de lo que lograrás cada día. Opta por hacer una cosa al día de tu lista de tareas.

6) Guardería y tiempo de calidad

Dependiendo de la brecha de edad, tu situación laboral y tu filosofía de crianza, puedes poner a tu hijo en la guardería cuando tengas el nuevo bebé. Ten un plan (y uno de respaldo) para tu hijo que te permita tener un tiempo a solas con el bebé de vez en cuando. Para algunos, esto puede ser el preescolar dos días a la semana o para otros puede ser dejar al bebé donde la abuela para almorzar / jugar una vez a la semana.

7) Cambio en las relaciones

Otro bebé afecta las relaciones principalmente de manera positiva. Anticipa el cambio y sé proactiva acerca de cómo quieres que las cosas sean con tus hijos, esposo y amigos. Programa una conversación con tu esposo donde charlen sobre lo que es importante para ti como pareja, sobre cómo se tratan y el tiempo que pasan juntos. Entonces podrás hacer un plan para mantener viva la relación cuando las cosas se pongan un poco locas a causa del bebé.

Las cosas pueden ser un poco incómodas con los amigos que han estado tratando de tener un bebé y no han podido al ver que estás embarazada de nuevo. Se comprensiva cuando pases tiempo con ellos y trata de no llevar a tu hijo o darles su espacio si eso es lo que necesitan.

8) El Plan de Nacimiento

Dependiendo de cómo las cosas hayan sido para ti la primera vez, puedes tener un plan de nacimiento similar o muy diferente. Nuestro mensaje principal es no esperar que las cosas sean iguales a la primera vez ya que algunas personas cargan mucho dolor o frustración de su primer parto. Recuerda que la meta es tener un bebé sano y una mamá sana.

9) Un Ayudante

Incluso si lo hiciste sola con tu primer bebé, es posible que desees algo de ayuda esta vez. Cuando tienes más niños será más difícil recibir ayuda de otras personas. Los amigos tienen sus propios hijos y todo el mundo está ocupado... pero cuando alguien se ofrezca a ayudarte, asegúrate de tener una lista de cosas con las que te gustaría que te apoyaran como con la comida, con el cuidado de tus niños, con noches de cine y muchas más.  Siempre quise una ayuda de una niñera como Dorothy Waide para que me ayudara a calmar al bebé y a dormirlo.

¿Cómo decidiste si tener o no tener otro bebé? ¿Qué sugerirías para el punto # 10?

Te puede interesar

Tecnicas de lectura para ninos

  • Comienza a leerle a tu hijo desde el momento en que nace. Nunca es demasiado pronto para animar a tu hijo a desarrollar el amor por la lectura.
  • Léele a tu hijo todos los días. Haz que la lectura se vuelva una parte esperada y agradable de su rutina diaria.
  • ¡Haz la lectura divertida! Si te gusta leer, él también lo disfrutará y aprenderá a asociar la lectura con algo divertido.
  • Elije libros con los que tu hijo pueda identificarse como aquellos que se relacionan con sus experiencias de vida.
  • Crea una conexión personal entre tu hijo y un libro.
  • Haz libros con tu hijo, acerca de él, de su familia, de su escuela, de su vida, entre otros. Esta es una gran manera de fomentar el amor por los libros.
  • Asegúrate de que tu hijo te vea leyendo, ya sean sus libros, el periódico o la caja del cereal, si ven que te gusta leer, también querrán hacerlo.
  • No escojas libros demasiado largos o complicados para su edad y experiencia. Si están cansados y confundidos por la dinámica, no querrán continuar.
  • ·• Lleva a tu hijo a una de las actividades de cuenteros en tu biblioteca más cercana. Estas actividades son a menudo seguidas por actividades artísticas y tu hijo asociará la lectura con diversión.
  • Elogia todo intento de lectura de tu hijo, incluso cuando son pequeños y sólo están "leyendo" de memoria o están cometiendo muchos errores. Cualquier esfuerzo que ellos hagan debe ser elogiado y recompensado.
  • Cómprales libros como regalos o recompensas sorpresa por su buen comportamiento.

Consejos para los padres

  • Lee a tu hijo todos los días.
  • Haz que la lectura en voz alta sea parte de la rutina de tu hijo. A los niños les gustan las rutinas diarias, estas les ayudan a sentirse seguros. Leerle a tu hijo es una muy buena forma de terminar el día y una buna forma de prepararlos para ir dormir.
  • Elije libros con los que tu hijo pueda estar identificado y pueda interactuar, libros de repetición, rimas, historias predecibles o libros con patrones de palabras. Estudios han demostrado que leerles a los niños este tipo de libros mejorará notoriamente la manera en que aprenden.
  • Elije libros apropiados para su edad y con temas que llamen la atención de tu hijo.
  • Utiliza los libros duros y gruesos para los bebés. No se dañarán incluso sí pasan más tiempo en la boca de tu bebé que en sus manos.
  • No trates de enseñarle a tu hijo cuando estés leyendo con él. Haz que la lectura sea divertida y deja que tu hijo te interrumpa, haga preguntas y te cuente la historia si la conoce.
  • Se expresivo cuando leas. Si te emocionas con la lectura, tu hijo también se emocionará.
  • Incluso si tu hijo ya pueda leer solo, sigue leyéndole.
  • Pon sus libros en una estantería baja o en contenedores plásticos que puedan alcanzar y acceder fácilmente.
  • Haz libros con tu hijo. Esto ayuda a fomentar la lectura y es divertido para la familia también. Utiliza fotografías de tu hijo, de tus familiares, mascotas, juguetes u otras cosas que tu hijo reconozca en cada página. También puedes pegar un pedazo de papel, tela u otros elementos con textura que tu niño pueda sentir. Escribe una palabra o dos en letras grandes y claras debajo de las imágenes y júntalo todo con grapas o cintas.

Técnicas para incentivar la lectura

Es más probable que un niño que disfruta de la lectura preste atención, la cual es esencial para el aprendizaje. Estas son algunas técnicas que los padres pueden adoptar para incentivar a que sus hijos disfruten de la lectura.

  • Deja que tu hijo pase las páginas a su propio ritmo. Está bien si él quiere saltarse parte la historia.
  • Las palabras no son tan interesantes para los niños pequeños quienes no siempre las entienden. Puedes hacer la experiencia de lectura más interesante haciendo referencia a las imágenes y estableciendo conexiones con la vida cotidiana de tu hijo. No temas en desviarte un poco de la historia ya que a los niños les encanta cuando se hacen conexiones.
  • La interacción con las historias y la adaptación de las mismas son unas de las cosas más efectivas que un padre puede hacer para incentivar a su hijo a leer y ayuda a que los libros sean más divertidos.
  • En vez de corregir la pronunciación de tu hijo, ayúdale a mejorar su entendimiento. Su lectura mejorará conforme él se familiarice con las palabras y los sonidos.